Home
Biografía y noticias
La Galería
Técnicas pictóricas
álbum de fotos
 


En esta página voy a intentar exponer de una manera clara y sencilla los diferentes procedimientos y recursos utilizados a lo largo de la historia en pintura, desde la edad Media hasta nuestros días, basándome en los conocimientos adquiridos en la Facultad de Bellas Artes de Sevilla en el tercer curso de la carrera. Asignatura impartida por la profesora Maria José González López.

Edad Media: Se desarrolla el oficio en el taller. El concepto de artista no se concibe como tal, se aprenden  los procesos y manipulaciones de todos los materiales y después se aprende a pintar.

Barroco: Aparece la Academia reglada, se desarrolla el concepto de artista, aparecen materiales preparados comercialmente  y se experimenta con nuevos productos que el pintor no domina.

Siglo XX: Desaparece el aprendizaje del oficio de pintor. Fin de la pintura clásica del siglo XIX y desarrollo industrial.

Situación actual: Existe un nuevo enfoque del proceso de creación en estrecha relación con la nueva concepción del "oficio de pintar", es decir "investigación aplicada al conocimiento y ejecución práctica de la pintura".

                                                TÉCNICAS DE ENCOLADO

El encolado tiene una doble función, preparar el soporte para recibir la pintura, favorecer su adhesión y facilitar su agarre y al ser un agente tensor reduce la acción de los cambios climáticos, protegiendo a la fibra, en los soportes de tela, de la oxidación del aglutinante de la pintura de origen oleosa.

Los encolados pueden ser tradicionales, realizados con colas animales o actuales con resinas sintéticas.

ENCOLADO TRADICIONAL
Para el encolado tradicional se utiliza la cola animal.La más reciente es la cola de conejo que tiene la ventaja  de tener un fuerte poder adherente, fácil de preparar y compatible con casi todos los materiales, aunque tiene el inconveniente de ser fácilmente atacable por hongos , por lo que se utiliza el agua nipaginada (fungicida).
La cola debe estar "hinchada" para ello hay que introducirla en pequeños trozos en agua, unas doce horas, con lo que aumenta su volumen.  Una vez hinchada se le retira el agua y se calienta al baño maría  y al volumen resultante se le añade un volumen o dos de agua nipaginada, en función del uso.

Cola al uso: 1 volumen de cola y 1 volumen de agua, para preparaciones magras con cargas inertes.
Agua de cola: 1 volumen de cola y 2 de agua, para encolados, aislantes o impermeabilizantes.
Se aplican en caliente.

Se aplica en función del soporte - trama abierta o cerrada.

Soporte de tela: Se utiliza el agua de cola, con pincel, espátula o paletina ancha.
La tela debe estar tensada y en posición horizontal. Existen dos métodos; formando grandes cuadros, damero para formatos grandes, desde el centro hacia los bordes o desde un extremo  con movimientos rápidos, para formatos pequeños.
Para ver el resultado se coloca la tela en contraluz. Si el encolado traspasa la tela, es debido a mala elección de la tela o defecto de concentración de la cola; puede ser también debido a una mala aplicación.

Soporte de madera: Lo primero que hay que hacer es lijar la madera. Con agua de cola se le dan dos manos, tanto por el anverso como por el reverso y los bordes, con la brocha de forma perpendicular y con la punta del pelo de dicha brocha.

ENCOLADOS ACTUALES

Resinas sintéticas, acrílicas o vinílicas(cola de carpintero), se diluyen en agua para soportes flexibles y rígidos. Se pueden emplear sin diliur, como aglutinante.
Deben penetrar en el soporte sin obturarlo.
Deben penetrar profundamente, al mismo tiempo que facilitan una superficie de agarre, pero no deben traspasar al reverso. No deben actuar de barrera.
Preferentemente se utilizan para técnicas de resina sintética o de naturaleza magra (el diluyente y el disolvente es el agua).
Para el metal no son recomendables.

CARGAS O FONDOS

Según la naturaleza del aglutinante en la preparación de la carga o fondo, se distinguen tres categorías:

Preparación magra
Preparación oleosa
Fondo mixto.

Preparación magra:  Sustancia de carga y/o pigmento cubriente aglutinado en medio acuoso. El aglutinante empleado es el que condiciona  su composición.
En la antiguedad se empleaban en Roma y Grecia. Se recomienda soporte de madera y técnica del temple, con o sin aplicación de láminas de metal.
Muy absorbentes, luminosos, de fácil aplicación y rápido secado. De acabado liso, pulido o con relieves.
Fondo de "gesso", de creta, de caseína o engrudo. Color blanco.

El soporte ha de estar lijado y encolado (capa aislante previa).
En las capas inferiores la cola ha de estar más concentrada que en las superiores, añadiendo un dedo de agua. Capas delgadas y entrecruzando las pinceladas.
En la preparación del sulfato o carbonato de calcio, las capas se aplican estando aún húmeda la anterior.
Reponer el agua que se pierde por la evaporación.
No acelerar el secado.
La última capa lisa y pulida.

Método de preparación: 
Encolar el soporte con agua de cola.
La cola al uso, se calienta al baño María y se le va añadiendo sulfato de calcio poco a poco y se espera sin mover a que se decante, una vez saturada se mueve con palo de madera y no quedarán grumos. Se tapa con un plástico y la tapadera del recipiente y se deja enfriar.
Se aplican seis capas.

Imprimación oleosa:  Compuesta por aglutinante de naturaleza grasa, aceites secativos y pigmentos. Pigmentos cubrientes y aglutinante de naturaleza grasa que es agente secativo.
Características del soporte de tela, relacionado con la pintura al óleo, fondos coloreados, se aplica sobre soporte encolado, aislado.

Se recomienda el uso de pigmentos de acción secante (tierras, óxido de hierro) , limitar la cantidad de aglutinante. Extender con espátula en capas delgadas y no utilizar hasta su completo secado.

Fondo mixto:  Es la superposición de dos tipos de fondos, preparación magra  e imprimación oleosa, con o sin capa aislante intermedia, se utiliza a partir del siglo XV.
En sus inicios son de color blanco, pero después con el óleo se colorean también.
Recomendable desde Vasari hasta el siglo XVIII.





 
 
Top